Connect with us

Nacionales

Dakar: Silva y Verza dieron el primer paso

Dentro de su categoría UTV el ‘Pato’ fue 5º, en tanto el oriundo de Sáenz Peña se quedó con el uno en malles.

Juan Manuel Silva y Carlos Verza cumplieron de manera satisfactoria la primera etapa del Rally Dakar 2019, que en esta edición 41º se desarrolla de maneta integra en Perú.

En la ocasión los chaqueños terminaron en las posiciones 49 (autos) y 18 (cuatriciclos) el recorrido entre Lima y Pisco, que tuvo un total de 331 kilómetros, con un especial cronometrado de 84.

En la ocasión el ‘Pato’ empleó a bordo de su UTV del Colcar Racing Team un tiempo de 1h 23m 27s, ubicándose a una distancia de 21m 46s del líder de la etapa y la general de autos Nasser Al-Attiyah que hizo un tiempo de 1h 01m 41s. Por otro lado, y dentro de su categoría UTV, el chaqueño fue 5º a 7m 37s del ganador Dani Sola que realizó un tiempo de 1h 15m 50s.

Mientras que Verza realizó un tiempo de 1h 40m 36s a bordo de su Yamaha Raptor 700, a 23m 21s del líder de la etapa y de la general de los cuatriciclos Nicolás Cavigliasso, que empleó 1h 17m 15s.

En la división de categorías dentro de los cuatriciclos, Verza fue 15ª entre la cilindradas hasta 750cc a 23m 21s del argentino Cavigliasso, mientras que en Malles (sin asistencia técnica) el oriundo de Sáenz Peña se quedó con el uno de su categoría.

Hoy los pilotos provinciales serán parte de la Etapa 2 que unirá las ciudades de Pisco y San Juan de Marcona con un recorrido total de 554 kilómetros y un especial cronometrado de 342.

Cabe destacar que la actual edición del Dakar se desarrolla en tierras del antiguo imperio Inca, en Perú, con diez etapas entre el 7 y el 17 de enero, con medio millar de participantes que recorrerán 5.000 kilómetros, entre los cuales, 3.000 serán cronometrados.

Etapa 2: Pisco-San Juan de Marcona

Total: 554 kilómetros

Especial: 342 kilómetros

 

La palabra del Pato: “El comienzo cuesta”

Tras culminar en el puesto 49 dentro de las categorías autos y 5º entre los UTV, Juan Manuel Silva analizó la primera etapa de la edición 2019 del Dakar que unió las ciudades de Lima con Pisco y que contó con un especial cronometrado de 84 kilómetros y un total de 331.

“En lo personal me fue bien. Siempre las primeras etapas cuestan porque es algo muy distinto a lo que hago durante el año”, fueron las primeras palabras de Juan Manuel Silva. Y añadió: “En este Dakar, además, en un auto nuevo, sin navegante y por eso al principio estuve cauto y luego fui mejorando. Tuve un pequeño problemita con un sistema de navegación, que dejó de funcionar y tuve que mover el Road Book con la mano, pero es algo anecdótico”.

Cabe destacar que el chaqueño recorrió el especial cronometrado en 1h23m27s, registro que lo ubicó 49º en la categoría coches y 5º dentro de los UTV.

Y cerró: “El auto funcionó bien, lo sentí muy cómodo, y este es apenas el comienzo. Esperamos ir pasando día a día”.

Hoy, en la continuidad del Dakar 2019, el ‘Pato’ afrontará la Etapa 2, que unirá Pisco con San Juan de Marcona. Será un recorrido total de 554 kilómetros, de los cuales 342 serán cronometrados.

DIARIO NORTE.-

Nacionales

Corrientes: Excomisario acusado de abuso sexual ofreció 300 mil pesos para evitar el juicio

La oferta fue hecha en el marco de una audiencia de suspensión de juicio a prueba. “Ya he sido condenado sin haber llegado a juicio, qué más daño quieren hacerme”, dijo Sergio Sánchez.
Un excomisario correntino acusado de abuso sexual ofreció 300 mil pesos para evitar ir a juicio.

Se trata del excomisario general Sergio Sánchez, quien fue pasado a disponibilidad en la Policía de Corrientes por estar procesado en una causa por abuso sexual simple y acoso contra una suboficial con la que trabajaba en Villa Olivari.

El mes pasado fue nombrado director general de Personal y Formación policial en la Jefatura de la Policía de Corrientes, pero su designación generó gran repudio en la comunidad y fue dado de baja.

Ayer, en la localidad de Ituzaingó, se llevó a cabo la audiencia de suspensión de juicio a prueba solicitada por Sánchez.

Allí ofreció abonar la suma de 300 mil pesos en cuotas de 15 mil y la realización de tareas comunitarias en la ciudad de Gobernador Virasoro.

La fiscalía de Instrucción se opuso a lo peticionado en razón de tratarse de hechos cometidos en el contexto de violencia de género y en ocasión del servicio de funcionario público, aprovechándose el imputado de la calidad de subordinada de la víctima.

Se le cedió la palabra a la víctima, quien también se opuso y rechazó el ofrecimiento.

En tanto, Sánchez expresó que ya se encuentra “condenado sin haber llegado a juicio, qué más daño quieren hacerme”.

Finalmente, el juez de Instrucción y Correccional, doctor Claudio Garay, resolvió no hacer lugar a la suspensión de juicio a prueba.

Cabe recordar que el hecho trascendió en el 2017. Luego de la denuncia presentada por Liliana I., sus familiares y allegados realizaron una marcha para reclamar justicia en Ituzaingó. En ese marco, la mujer policía detalló la situación que padeció mientras trabajaba en la seccional de Villa Olivari.

“El comisario de ahí me acosaba siempre, diciéndome cosas. Nunca pensé que me iba a manosear, que me iba a tocar”, señaló la suboficial en una acusación pública. “Un día llevé papeles a la oficina de él para que firmara, como siempre, (él) cerró la puerta y dijo que yo necesitaba unos masajes. Le dije que no, que no necesitaba nada. Pero se levantó, cerró las cortinas, me tocó los pechos, me besó el cuello y me quiso levantar la chomba”, contó Liliana. Asimismo, relató que la situación le provocó un grave cuadro depresivo y que hasta pensó en quitarse la vida.

La causa avanzó, y en marzo de 2020, el Juzgado de Instrucción y Correccional de Ituzaingó procesó por abuso sexual simple y acoso, al comisario Sergio Rubén Sánchez, quien permanece en libertad.
Diario21.-

Continue Reading

Nacionales

El riesgo país alcanzó nuevo récord y trepó a 2.596 puntos

Se trata del valor más alto desde el canje de deuda con acreedores privados de 2020. Si bien la Bolsa de Buenos Aires rebotó casi un 4%, las acciones argentinas se desplomaron en Wall Street.
Las acciones en el mercado local rebotaron este martes un 4%, pero se desplomaron en la bolsa de Nueva York, al igual que los bonos que empujaron el riesgo país a un nuevo récord nominal de 2.596 puntos, el más alto desde el último canje de deuda.
Las acciones en el mercado local rebotaron este martes un 4%, pero se desplomaron en la bolsa de Nueva York, al igual que los bonos que empujaron el riesgo país a un nuevo récord nominal de 2.596 puntos, el más alto desde el último canje de deuda.
Tal como se aguardaba, la baja generalizada en Wall Street fue interpretada por los operadores como la verdadera reacción de los inversores internacionales a los cambios en Economía, porque el lunes la bolsa norteamericana no tuvo actividad.
El riesgo país argentino, elaborado por el JP Morgan, se disparó un 9,4% y toca su máximo desde el canje de 2020, al ubicarse en los 2.596 puntos, mientras que el viernes pasado había llegado a los 2.374 puntos básicos.
Los papeles que cotizan en Wall Street se derrumban hasta un 10,2%, liderados por Cresud, seguido de Pampa Energía (9,1%) y Tenaris (8,1%), mientras que las subas de Mercado Libre (5,9%) y de Despegar (3,8%) compensaban las bajas generalizadas.
El panel líder S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires rebotó un 3,99% en pesos, a 92.689,47 puntos, debido a compras de oportunidad, pero el indicador tocó el lunes en dólares su valor más bajo desde el 6 de mayo de 2021.
En la bolsa porteña, las subas fueron para los papeles de BMA, que rebotaron 10,18%; CEPU, 9,48%; LOMA, 8,71%; HAVA, 7,10% y BBAR, 7,34%, mientras que las bajas afectaron las especie de GRIM, 3,95%; PGR, 3,56%; GAMI, 2,10%; BOLT, 2,01% y CAPX, que retrocedió 1,99%.
El mercado, con un derrumbe de precios y ausencia de inversores institucionales, obligó al Banco Central a intervenir en los títulos en pesos para evitar la caída de las cotizaciones.
La intervención de la máxima autoridad monetaria permitió que el Cuasipar subiera 10%; el Par, un 3,6% y el TX26, un 2%.
Los bonos anotan bajas generalizadas de hasta el 5,2%, lideradas por el Global 2029, seguido del Global (4,8%) y el Bonar 2030 (3,7%).
Cadena3.-

Continue Reading

Nacionales

A pesar de la reunión entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en el Frente de Todos sigue sin haber expectativa de una tregua

En la alianza hay diferentes miradas sobre el acercamiento entre el Presidente y la Vicepresidenta. Hay quienes creen que fue positivo y otros que advierten que nada cambiará
“Alberto tiene que decidir qué hacer. Esta situación híbrida no tiene futuro. Hay dos opciones. O logra un acuerdo con Cristina o rompe con ella. No hay tres posibilidades. Hay dos”. La sentencia pertenece a uno de los intendentes peronistas más importantes e influyentes del conurbano bonaerense.
Su percepción, su mirada sobre la realidad, tiene múltiples réplicas en el heterogéneo mundo del peronismo. La decepción que atraviesa al Frente de Todos desde hace tiempo, no cambio demasiado después de que se conociera que Alberto Fernández y Cristina Kirchner se reencontraron en la Quinta de Olivos tras cuatro meses de silencio.
La relación política entre los dos está quebrada y recomponerla parece ser una utopía. Sobre todo porque son pocos los puntos de acuerdo respecto al rumbo del Gobierno. La tregua del domingo, en el que hablaron cerca de una hora por teléfono, solo sirvió para poder coordinar un ministro de economía que reemplace a Martín Guzmán.
Fernández tenía en claro que no podía avanzar por su cuenta con un nuevo nombre y sin el consenso de la Vicepresidenta. Se resistió a llamarla, pero terminó accediendo en el final de una jornada plagada de rumores y reuniones sobre el futuro del gabinete. Finalmente, acordaron que sea Silvina Batakis la nueva ministra. Hasta ahí llegó el acuerdo.
La Vicepresidenta sigue considerando, como ya ha expresado en público, que el gasto público debe aumentar, aunque eso implique no cumplir con los parámetros que tiene el acuerdo que el gobierno nacional firmó con el FMI. El jefe de Estado, en tanto, entiende que hay que respetar la negociación que se hizo con el Fondo. Cumplir. Tal como sostenía Martín Guzmán.
Otro de los temas sensibles fue el futuro de los movimientos sociales en el Gobierno. El control y la administración de los planes sociales que salen del ministerio de Desarrollo Social y que están bajo la órbita del líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. Fernández no cedió ante la presión. Quiere que las cosas sigan como están.
Los apuntados por el kirchnerismo son los tres dirigentes sociales que ocupan cargos en la estructura del Estado: el Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro (Evita); el Secretario de Economía Social del ministerio de Desarrollo Social, Emilio Pérsico (Evita); y el Subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la misma cartera, Daniel Menéndez (Barrios de Pie).
Fernández no tiene en sus planes correr a ninguno de ellos. En definitiva, son la única base de poder que tiene el Presidente después de las sucesivas crisis de la interna peronista, el desgaste de la gestión y su decisión de no construir un nuevo esquema político que lo tenga como absoluto líder.
Hasta el sábado pasado, cuando se quedó sin ministro de Economía, la figura de Martín Guzmán era central en la columna de poder presidencial. El propio Fernández lo convirtió en un rol estratégico y determinante cada vez que lo respaldó frente a los continuos cuestionamientos del kirchnnerismo, y los murmullos sobre su futuro que se empezaron a generar en el massismo y el albertismo.
La salida de Guzmán le pegó directo en la base de flotación, lo que lo obligó a dedicarse todo el domingo a tratar de domar la crisis que se avecinaba. Ni el nombre acordado de Batakis, ni la cena de ayer en Olivos generaron una señal fuerte de credibilidad. Ni en el peronismo, ni en los mercados.
El Presidente dejó de tener una tropa política propia. Nunca la tuvo del todo conformada, pero meses atrás estaba claro que había una mesa política que integraban, además de su siempre hombre de confianza, Santiago Cafiero, los ministros Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi.
Esa mesa no existe más. Su relación con los ministros es buena. Se siguen hablando con frecuencia. Sobre todo con “Kato” y “Juanchi”, pero ninguno de los dos estuvo el domingo, en una jornada de mucha tensión y determinante para el futuro del Gobierno. Gestos que hablan por si solos.
Fernández estuvo rodeado de su círculo de confianza desde hace años. Amigos que hoy están en la función pública y que siempre han sido leales. El secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos; el legislador porteño Claudio Ferreño. A ese grupo se sumó la Portavoz, Gabriela Cerruti.
El Presidente no tiene alineados a los gobernadores ni a la CGT, aunque ambas partes siempre dieron señales de sostenerlo, desde el plano institucional, al frente del Gobierno. Evitaron jugar la mayoría de los partidos de la interna que atraviesa al Frente de Todos. No se quieren desgastar.
“Los mercados y la sociedad vería bien una conciliación. Pese a lo que piensen los distintos sectores políticos. Generaría que la idea es que empujan todos para el mismo lado. Sería un buen mensaje”, advirtió un importante senador del interior. El problema es que el mensaje de la reconciliación está vacío de contenido. La reunión en su misma es un hecho político trascendente, pero no determinante.
En todo el peronismo crece, cada vez más, la presión para que Alberto y Cristina dejen de lado las diferencias que tienen sobre la gestión. Entienden que el espacio político necesita la unidad de criterios ante de las elecciones. Es la única forma de no sucumbir ante la oposición. Los únicos que pueden cambiar ese destino son el Presidente y la Vicepresidenta. Solo depende de ellos.
INFOBAE.-

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2022 - chacosintesis.com.ar - Todos los derechos reservados