Connect with us

Nacionales

20 ex presidentes de América Latina cuestionaron duramente al papa Francisco por sus dichos sobre Venezuela y Nicaragua

En su reciente mensaje enviado a ambos países, el Sumo Pontífice volvió a omitir las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por los regímenes de Nicolás Maduro y Daniel Ortega. La carta completa de los ex mandatarios

Durante su mensaje de Navidad el pasado 25 de diciembre el papa Francisco se refirió a Venezuela y Nicaragua, y deseó que ambos países puedan resolver sus problemas mediante el diálogo y vías pacíficas. Sin embargo, el Sumo Pontífice una vez más omitió las violaciones a los derechos humanos perpetradas por ambos regímenes. Por ese motivo, un grupo de 20 ex presidentes latinoamericanos enviaron una dura carta para hacer un llamado de atención al pedido de «concordia» de Francisco.

«Nos preocupa el llamado de Su Santidad a la concordia, ya que, en el contexto actual puede entenderse ello como un pedido a los pueblos que son víctimas para que se acuerden con sus victimarios», señala el texto.

Y agrega: «La expresión de Su Santidad, que la sabemos dicha de buena fe y guiada por su espíritu de pastor, está siendo interpretada de un modo muy negativo por las mayorías de Venezuela y Nicaragua. Sobre todo, por cuanto no existe, actualmente, en dichos países, un diferendo político que reclame de entendimiento, tolerancia, entre fuerzas encontradas con narrativas distintas, dentro de una democracia normal o deficiente que hoy lamentablemente no existe en estos».

Asimismo, la carta detalla que los venezolanos son «víctimas de la opresión de una narco-dictadura militarizada, que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal». También hace referencia a los más de tres millones de refugiados que ya han huido de la crisis, «en una diáspora que proyecta la ONU, para 2019, a 5,4 millones de personas».

En su mensaje de Navidad, Francisco deseó que Venezuela encuentre la «concordia» y que llegue la «reconciliación» a Nicaragua.

«Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población», manifestó.

Además de registrar una de las mayores diásporas en la historia de la región, Venezuela está sumida en una profunda crisis humanitaria y económica. Mientras el FMI proyecta una inflación de casi un millón por ciento, la población sufre la escasez de alimentos y medicinas.

Ante este contexto, con presos políticos y una oposición inhabilitada por la Justicia chavista, Maduro juramentará este jueves 10 de enero ante el Tribunal Supremo. Decenas de países y organismos internacionales adelantaron que no reconocerán su mandato y lo instaron a no asumir el cargo, tal como lo hizo el Grupo de Lima días atrás.

Por su parte, en Nicaragua la población sigue saliendo a las calles a pesar de la brutal represión del régimen de Ortega, que ya dejó más de 400 muertos, según organismos de derechos humanos locales.

Al igual que Maduro, Ortega no da el brazo a torcer y se aferra al poder pese a las presiones nacionales e internacionales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hace referencia a cuatro etapas de la represión del régimen sandinista contra la población nicaragüense.

Las tres primeras consistieron en agresiones contra protestas callejeras pacíficas, ataques armados a ciudades que rechazan al presidente y la criminalización de las protestas. La última, en tanto, corresponde a ataques contra periodistas y medios independientes.

Pese a estas alarmantes situaciones que atraviesan los pueblos de Venezuela y Nicaragua, el papa Francisco nunca denunció las brutales represiones de ambos regímenes ni las violaciones a los derechos humanos.

La dura misiva publicada este lunes fue liderada por Oscar Arias, ex presidente de Costa Rica, e impulsada por Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

A continuación, la carta completa:

Los que suscribimos, como ex Jefes de Estado y de Gobierno hemos sido firmantes de las declaraciones sobre Venezuela y Nicaragua emanadas de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), y como tales nos dirigimos a Usted con motivo de su reciente mensaje de Navidad, en el que llama «a la concordia» a los pueblos de ambas naciones.

Como se lo expresáramos a Su Santidad en anterior misiva, sabemos de su preocupación por el sufrimiento que hoy padecen, sin distingos, todos los venezolanos y ahora los nicaragüenses. Los primeros son víctimas de la opresión por una narco-dictadura militarizada, que no tiene reparos en conculcar de manera sistemática los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad personal y, además, como consecuencia de sus políticas públicas deliberadas y una palmaria corrupción que escandaliza mundialmente, somete a éstos a condiciones de hambruna generalizada y falta de medicinas. Los segundos, a mediados año, fueron víctimas de una ola de represión que deja como saldo casi 300 muertos y unos 2.500 heridos.

De modo que, nos preocupa el llamado de Su Santidad a la concordia, ya que, en el contexto actual puede entenderse ello como un pedido a los pueblos que son víctimas para que se acuerden con sus victimarios; en lo particular, en el caso venezolano, con el gobierno que ha causado 3.000.000 de refugiados, en una diáspora que proyecta la ONU, para 2019, a 5,4 millones de personas.

La expresión de Su Santidad, que la sabemos dicha de buena fe y guiada por su espíritu de pastor, está siendo interpretada de un modo muy negativo por las mayorías de Venezuela y Nicaragua. Sobre todo, por cuanto no existe, actualmente, en dichos países, un diferendo político que reclame de entendimiento, tolerancia, entre fuerzas encontradas con narrativas distintas, dentro de una democracia normal o deficiente que hoy lamentablemente no existe en estos. Sus poblaciones enteras son sometidas al sufrimiento por sus gobiernos, bajo regímenes que sirven a la mentira, y los líderes sociales y políticos, los conductores de opinión y prensa, sufren cárcel, persecuciones y también la muerte, como le consta a los organismos americanos y europeos de derechos humanos.

Su Santidad:

La Encíclica Ad Petri Cathedram reza que el llamado a la concordia ha de hacerse, fundamentalmente, «a los que gobiernan las naciones». «Los que oprimen a otros y los despojan de su debida libertad no pueden ciertamente contribuir a esta unidad» de las inteligencias, de los espíritus, de las acciones, como lo recuerda su predecesor, San Juan XXIII, y que todos anhelamos reconquisten los queridos pueblos de Venezuela y de Nicaragua a partir de la verdad y de la justicia, para que gocen de una justa paz.

Deseamos a Su Santidad esté pasando una feliz Pascua de Navidad. Quedamos a la espera de encontrarle en una circunstancia propicia.

Cordialmente,

Oscar Arias, Costa Rica

Nicolás Ardito Barletta, Panamá

Enrique Bolaños, Nicaragua

Alfredo Cristiani, El Salvador

Felipe Calderón, México

Rafael Ángel Calderón, Costa Rica

Laura Chinchilla, Costa Rica

Fernando De la Rúa, Argentina

Vicente Fox, México

Eduardo Frei, Chile

César Gaviria T., Colombia

Osvaldo Hurtado, Ecuador

Luis Alberto Lacalle, Uruguay

Jamil Mahuad, Ecuador

Mireya Moscoso, Panamá

Andrés Pastrana A., Colombia

Jorge Tuto Quiroga, Bolivia

Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica

Álvaro Uribe V., Colombia

Juan Carlos Wasmosy, Paraguay»

INFOBAE.-

Nacionales

A pesar de la reunión entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, en el Frente de Todos sigue sin haber expectativa de una tregua

En la alianza hay diferentes miradas sobre el acercamiento entre el Presidente y la Vicepresidenta. Hay quienes creen que fue positivo y otros que advierten que nada cambiará
“Alberto tiene que decidir qué hacer. Esta situación híbrida no tiene futuro. Hay dos opciones. O logra un acuerdo con Cristina o rompe con ella. No hay tres posibilidades. Hay dos”. La sentencia pertenece a uno de los intendentes peronistas más importantes e influyentes del conurbano bonaerense.
Su percepción, su mirada sobre la realidad, tiene múltiples réplicas en el heterogéneo mundo del peronismo. La decepción que atraviesa al Frente de Todos desde hace tiempo, no cambio demasiado después de que se conociera que Alberto Fernández y Cristina Kirchner se reencontraron en la Quinta de Olivos tras cuatro meses de silencio.
La relación política entre los dos está quebrada y recomponerla parece ser una utopía. Sobre todo porque son pocos los puntos de acuerdo respecto al rumbo del Gobierno. La tregua del domingo, en el que hablaron cerca de una hora por teléfono, solo sirvió para poder coordinar un ministro de economía que reemplace a Martín Guzmán.
Fernández tenía en claro que no podía avanzar por su cuenta con un nuevo nombre y sin el consenso de la Vicepresidenta. Se resistió a llamarla, pero terminó accediendo en el final de una jornada plagada de rumores y reuniones sobre el futuro del gabinete. Finalmente, acordaron que sea Silvina Batakis la nueva ministra. Hasta ahí llegó el acuerdo.
La Vicepresidenta sigue considerando, como ya ha expresado en público, que el gasto público debe aumentar, aunque eso implique no cumplir con los parámetros que tiene el acuerdo que el gobierno nacional firmó con el FMI. El jefe de Estado, en tanto, entiende que hay que respetar la negociación que se hizo con el Fondo. Cumplir. Tal como sostenía Martín Guzmán.
Otro de los temas sensibles fue el futuro de los movimientos sociales en el Gobierno. El control y la administración de los planes sociales que salen del ministerio de Desarrollo Social y que están bajo la órbita del líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. Fernández no cedió ante la presión. Quiere que las cosas sigan como están.
Los apuntados por el kirchnerismo son los tres dirigentes sociales que ocupan cargos en la estructura del Estado: el Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro (Evita); el Secretario de Economía Social del ministerio de Desarrollo Social, Emilio Pérsico (Evita); y el Subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la misma cartera, Daniel Menéndez (Barrios de Pie).
Fernández no tiene en sus planes correr a ninguno de ellos. En definitiva, son la única base de poder que tiene el Presidente después de las sucesivas crisis de la interna peronista, el desgaste de la gestión y su decisión de no construir un nuevo esquema político que lo tenga como absoluto líder.
Hasta el sábado pasado, cuando se quedó sin ministro de Economía, la figura de Martín Guzmán era central en la columna de poder presidencial. El propio Fernández lo convirtió en un rol estratégico y determinante cada vez que lo respaldó frente a los continuos cuestionamientos del kirchnnerismo, y los murmullos sobre su futuro que se empezaron a generar en el massismo y el albertismo.
La salida de Guzmán le pegó directo en la base de flotación, lo que lo obligó a dedicarse todo el domingo a tratar de domar la crisis que se avecinaba. Ni el nombre acordado de Batakis, ni la cena de ayer en Olivos generaron una señal fuerte de credibilidad. Ni en el peronismo, ni en los mercados.
El Presidente dejó de tener una tropa política propia. Nunca la tuvo del todo conformada, pero meses atrás estaba claro que había una mesa política que integraban, además de su siempre hombre de confianza, Santiago Cafiero, los ministros Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi.
Esa mesa no existe más. Su relación con los ministros es buena. Se siguen hablando con frecuencia. Sobre todo con “Kato” y “Juanchi”, pero ninguno de los dos estuvo el domingo, en una jornada de mucha tensión y determinante para el futuro del Gobierno. Gestos que hablan por si solos.
Fernández estuvo rodeado de su círculo de confianza desde hace años. Amigos que hoy están en la función pública y que siempre han sido leales. El secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos; el legislador porteño Claudio Ferreño. A ese grupo se sumó la Portavoz, Gabriela Cerruti.
El Presidente no tiene alineados a los gobernadores ni a la CGT, aunque ambas partes siempre dieron señales de sostenerlo, desde el plano institucional, al frente del Gobierno. Evitaron jugar la mayoría de los partidos de la interna que atraviesa al Frente de Todos. No se quieren desgastar.
“Los mercados y la sociedad vería bien una conciliación. Pese a lo que piensen los distintos sectores políticos. Generaría que la idea es que empujan todos para el mismo lado. Sería un buen mensaje”, advirtió un importante senador del interior. El problema es que el mensaje de la reconciliación está vacío de contenido. La reunión en su misma es un hecho político trascendente, pero no determinante.
En todo el peronismo crece, cada vez más, la presión para que Alberto y Cristina dejen de lado las diferencias que tienen sobre la gestión. Entienden que el espacio político necesita la unidad de criterios ante de las elecciones. Es la única forma de no sucumbir ante la oposición. Los únicos que pueden cambiar ese destino son el Presidente y la Vicepresidenta. Solo depende de ellos.
INFOBAE.-

Continue Reading

Nacionales

Aumentos, falta de precios de referencia y ventas paralizadas: el comercio se resiente por la incertidumbre económica

Los negocios aseguran que reciben notas de sus proveedores donde aseguran que no hay listas de precios disponibles, reaccionan con subas preventivas y dudan por su capacidad de reponer stock

Los consumidores que intentan realizar compras en este día de incertidumbre económica, con un salto en la cotización del dólar blue, se encuentran con varias situaciones inesperadas: desde la suba de precios con respecto a los días anteriores —los “aumentos preventivos” que suelen aplicar los proveedores y comercios en días de mercados alterados— o directamente con la imposibilidad de concretar la compra.
“Me están enviando algunos notas de proveedores donde suspendieron las ventas o listas de precios nuevos. Es una incertidumbre total. Pero ¿quién se va a arriesgar a vender un producto que no tiene idea del precio y el mayor riesgo es que no lo va a poder reponer? Por lo tanto, es probable que haya un par de días con esta incertidumbre y problemas para realizar compras”, aseguró una fuente del sector comercial.
Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando (Otálora)
Estas situaciones se observaron en comercios del rubro de construcción, calzado y gastronomía. Desde comercios con las persianas bajas en las primeras horas de la mañana hasta páginas de comercio electrónicos con precios ya actualizados, los reflejos del sector empresario y comercial no fallan cuando se dan situaciones de subidas violentas del precio del dólar informal, como ocurrió en crisis anteriores.
“Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Todavía no habló la ministra, no conocemos a su equipo. Nadie asume para romper todo, pero esto es algo muy común: se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando. Cuando hay desconocimiento es lo que suele pasar”, explicó el economista Mariano Otálora.
Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) señalaron que hay varios comercios donde hoy no tienen precios de sus proveedores, como es el caso del rubro de electrónica. “No hay precios porque se está esperando a ver qué pasa. Para el pequeño comercio, de barrio, el stock es su capital y lo requiere para poder pagar servicios, alquileres e impuestos. Tiene que sentirse seguro que de lo que está vendiendo luego lo va a poder reponer”, indicó Fabián Castillo, titular de Fecoba.
“Además se vienen de una situación muy dura, donde más de 50.000 comercios en todo el país cerraron durante la pandemia y 15.000 en la ciudad de Buenos Aires. Hay más sensibilidad y son cuestiones que no son manejables por los propios comercios. En general tratan de esperar un poco a ver qué pasa, lo que es entendible para un pequeño comercio y pyme que no es formadora de precios”, agregó Castillo.
En tanto, desde las grandes cadenas de supermercados aseguraron que la actividad durante el comienzo del día fue normal y que no hubo más afluencia de compradores durante el fin de semana.
Esta semana, la secretaría de Comercio Interior confirmó que el programa de cuotas Ahora 12 se mantendrá vigente hasta el 31 de enero de 2023 (con la posibilidad de financiar compras en 3, 6, 12, 18 y hasta 24 cuotas fijas con tarjeta de crédito bancarias en 30 rubros).
Durante el primer semestre de este año, Ahora 12 registró 32 millones de operaciones por un total de $548.000 millones y un ticket promedio, en mayo de 2022, de $19.224. Los rubros que registraron mayores ventas mensuales son electrodomésticos (32%), indumentaria (29%) y materiales de la construcción (8%).
INFOBAE.-

Continue Reading

Nacionales

Silvina Batakis será la nueva ministra de Economía

La actual secretaria de Provincias de la cartera del Interior y ex funcionaria de Daniel Scioli en Buenos Aires reemplazará a Martín Guzmán. Lo acordaron por teléfono Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

El presidente Alberto Fernández designó a Silvina Batakis como nueva ministra de Economía, luego de mantener reuniones durante todo el domingo para afinar, junto a sus colaboradores más estrechos y con referentes de los sectores del Frente de Todos (FdT), el rediseño del gabinete nacional a partir de la renuncia que el sábado presentara Martín Guzmán.

La designación de Batakis fue informada por la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, a través de Twitter, en una jornada atravesada por llamados y encuentros, que se aceleraron desde el domingo por la mañana y que tuvieron un momento clave en un diálogo telefónico mantenido por la noche por el jefe de Estado y la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Ese intercambio contribuyó para que todos los sectores que integran el FdT estuvieran al tanto de las designaciones en análisis y de las medidas que podrían tomarse en las próximas horas.
Para ese contacto, aportó lo suyo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien por la tarde habló con el mandatario para gestionarlo.

La renuncia de Guzmán a la conducción del Palacio de Hacienda se dio a conocer sorpresivamente el sábado, en simultáneo con un acto en memoria de Juan Domingo Perón que encabezaba la titular del Senado en la localidad bonaerense de Ensenada.
Mientras la vicepresidenta señalaba sus reparos a la intransigencia en las políticas de reducción del déficit fiscal, Guzmán, que en la semana había vuelto a insistir con la necesidad de reducirlo, daba un paso al costado a través de una extensa carta difundida al mismo tiempo desde su cuenta de Twitter.
La vacancia en uno de los puestos centrales de la administración federal despertó automáticamente una frenética especulación sobre nombres y funciones.
Desde el sábado por la noche, la Quinta presidencial de Olivos se convirtió en el epicentro de la política nacional.
Ya en la mañana del domingo, Alberto Fernández fue recibiendo a sus colaboradores y tuvo tiempo para compartir unas primeras impresiones antes de la llegada del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien arribó minutos antes de las 11 en la camioneta Hyundai de color negro, en la que suele desplazarse entre la Ciudad de Buenos Aires y el norte del conurbano bonaerense.
Hasta las 14, el jefe de Estado dialogó de manera extensa con el titular del Frente Renovador, quien, además de ser uno de los socios «fundadores» de la coalición de Gobierno, sirvió de articulador con los restantes sectores involucrados.
Fue por esa hora que el ex intendente de Tigre se retiró de Olivos para dialogar con personas de su confianza y, cerca de las 17, volvió a la Quinta para continuar con las negociaciones para la reorganización del Ejecutivo, que podrían incluir su ingreso al Gabinete en un rol central para la administración.
A las 17.30, ingresó a la residencia el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien a primera hora había llegado a Buenos Aires desde su natal Tucumán para sumarse al cónclave. Con él, llegó el mensaje de los gobernadores y del peronismo: todos se encontraban expectantes de la redefinición, pidiendo el diálogo entre Fernández y Cristina Kirchner.
También la oposición se mostró preocupada por la situación y la mesa nacional de Juntos por el Cambio pidió «la máxima responsabilidad institucional» al Gobierno nacional.
Mientras tanto, fueron pocos los dirigentes del FdT que quisieron expresarse públicamente con las excepciones del diputado sanjuanino José Luis Gioja y el senador formoseño José Mayans, y, en general, primó la cautela a la espera de la definición.
En el caso de Mayans, jefe del bloque del FdT en la Cámara alta, pidió «bajar los desencuentros» en la coalición oficialista y consideró que el nombre del reemplazante del renunciante ministro de Economía, Martín Guzmán, debiera darse a conocer lo antes posible «para llevar tranquilidad a la población».
«Ahora es necesario bajar todos los desencuentros», exhortó Mayans en declaraciones a la emisora online Futurock, que luego difundieron sus voceros, y remarcó que, en el contexto actual, «lo más importante» es evitar «el sufrimiento de la gente», ya que Argentina se encuentra «ante una situación altamente compleja».
CADENA 3.-

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2022 - chacosintesis.com.ar - Todos los derechos reservados