«Pueden darse anuncios pero los productos siguen faltando»

Redacción
Redacción

Las expectativas de su efectividad para supermercadistas sigue siendo nula. Arroz, aceites y bebidas, entre lo que más subió en enero.
La política de la Casa Rosada para mitigar la inflación se basa en acuerdo de precios con la industria y controles sobre el cumplimiento de lo pactado, pero termina quedando a mitad de camino porque poco y nada se hace para que ese producto llegue al consumidor y con ello pueda atenuar la pérdida de poder adquisitivo generalizada.
Uno de los pedidos principales de las pymes era que se incluya a los comercios de cercanía al programa que hoy está en cuentagotas únicamente en los de grandes superficies.
«Pueden darse anuncios pero los productos siguen faltando», marca el dirigente supermercadista Miguel Simons respecto de lo que anunciaba ayer desde el Ministerio de Economía con Sergio Massa a la cabeza respecto de una suba promedio del 3,2 por ciento mensual.
Es que para la Nación el que pasó fue un mes clave para iniciar el año con el siempre complejo objetivo de poder cumplir la meta que se estableció en el Presupuesto de una variación del costo de vida que llegue al 60 por ciento todo el año.
«Para nosotros representa un precio de referencia pero ocurre lo mismo que pasó desde el inicio del problema si no se consigue en los comercios de grandes superficies , si no hay una política de expansión termina siendo solamente una buena intención que no cumple el espíritu que se
SUBAS
Consultado respecto de los productos que más se incrementaron en enero, indicó que se observaron subas importantes en aceites, arroz y bebidas gaseosas y con alcohol.
Recalcó que no hubo un aumento generalizado en cuanto a los componentes de la canasta básica salvo los casos puntuales, los valores se mantuvieron.
No obstante, indicó que impera como hace tiempo una crisis por ingresos que se traduce primero en la búsqueda de segundas o terceras marcas hasta llegar directamente a la restricción de la compra.
«Uno observa que se pierde poder adquisitivo cuando bajan las ventas de los productos de limpieza, puede ser que directamente se inclinen a adquirir lo que se conoce como todo suelto o bien se privan del consumo», indican.
Las consultoras indican que la inflación podría rondar el 6% en enero, mientras que el número del Indec se ubicará más cerca del 5%. Coinciden en que en el primer mes del año hay una aceleración de la dinámica inflacionaria respecto a diciembre.
«En los próximos meses aparecen algunos riesgos que hacen pensar que la inflación se va mantener elevada y que va a ser difícil que comience con un número 3 adelante a partir de segundo trimestre del año», expresaron. Lo cierto es que los vaivenes en los precios lejos están de encontrar un equilibrio y nadie puede asegurar lo que pasará con la inflación.

Fuente: Norte

Share This Article