Connect with us

Nacionales

Niños que mueren y matan: el reclutamiento de menores en las organizaciones narco de Rosario

Desde 2013, año en que se inició el ciclo de guerra entre bandas, en Rosario fueron asesinados 192 niños y menores, según datos del Ministerio Público de la Acusación.
Zoe Romero escuchó el timbre y se asomó a la puerta del almacén que atendía en Garzón al 3800. Era la noche del miércoles 3 de agosto, un horario en el que la gente evita la calle en esa zona del sudoeste de Rosario. Alguien que se había detenido a bordo de una moto le descargó una ráfaga de disparos que le provocaron la muerte una hora después. Tenía 15 años y con ella diecinueve menores fueron asesinados en lo que va del año en la ciudad, como parte de un ciclo de violencia que supera los peores registros históricos.
“Una ciudad que es segura, transitable y vivible por los niños, lo será para todos los ciudadanos”. El pensamiento del pedagogo italiano Francesco Tonucci que inspiró proyectos educativos de la municipalidad local hoy podría ser un diagnóstico de los problemas de seguridad. Rosario se convirtió en la ciudad de niños que son asesinados en medio de los enfrentamientos entre bandas narcocriminales y también en la ciudad de niños que se inician en el delito para convertirse en sicarios y tiratiros, “la mano de obra más sencilla de reclutar”, según advierte el fiscal Pablo Socca.
“Cada vez más observamos la presencia de menores en las bandas criminales, a partir de los 13 o 14 años”, agrega Socca. El fiscal del Ministerio Público de la Acusación lleva adelante la investigación contra un grupo liderado en los barrios Ludueña y Empalme Graneros por Mauro Gerez y gerenciado desde la cárcel provincial de Piñero, “que se caracteriza especialmente por la utilización de menores de edad”.
Los menores suelen ser llamados “sapos” en la jerga narco, cuando cumplen la función de indicar objetivos de las bandas criminales. Están encargados de hacer “saltar” los quioscos de drogas de la competencia y los domicilios y comercios elegidos para las extorsiones.

Los niños y adolescentes, detalla el fiscal Socca, “son además usados como tiratiros, para conducir autos en balaceras y para esconder armas, municiones o cualquier elemento relacionado con el producto de las actividades ilícitas”. Mauro Gerez reclutaba así soldaditos entre los chicos del barrio Ludueña que jugaban al fútbol en el club Padre Edgardo Montaldo, a los que ofrecía zapatillas como un modo de entrar en confianza.
Rosario se convirtió en la ciudad de niños que son asesinados en medio de los enfrentamientos entre bandas narcocriminales y también en la ciudad de niños que se inician en el delito para convertirse en sicarios y tiratiros
Ludueña es “un barrio tomado” por los narcos, según expresaron escuelas y otras instituciones de la zona en un comunicado elaborado después del crimen de Hugo Guantay, de 18 años. “La competencia desde nuestras prácticas pedagógicas con las organizaciones de narcomenudeo resulta desventajosa y arrasadora a la vez”, dijeron los firmantes.
En las últimas cuarenta y ocho horas, dos personas fueron asesinadas y otras ocho resultaron heridas, entre ellas un niño de 9 años, en una serie de balaceras ocurridas en Ludueña. Jonatan Cabañas, de 28 años, y Esteban Cuenca murieron en circunstancias similares: cayeron baleados por motociclistas que abrieron fuego a mansalva contra las personas que estaban en la calle.
Cuenca estaba en un puesto de venta de empanadas, después de jugar al fútbol con otros vecinos este último sábado. Los ataques de los tiratiros tienen como objetivo un quiosco de drogas que funciona frente a una plaza en las calles Vélez Sarsfield y Larrea, un punto céntrico del barrio.
Hugo Guantay fue asesinado en la tarde del 29 de mayo a metros del edificio donde funcionan tres escuelas: la primaria “Luisa Mora de Olguín”, la secundaria “Don Bosco” y la nocturna, de enseñanza técnica, “Nazaret”. A partir de la conmoción por el episodio surgió la versión de que la comunidad educativa había pedido la construcción de un muro para resguardarse de las balaceras, “lo que fue un disparate”, según advierte Celeste Lepratti, referente social en Ludueña y también docente en la escuela “Nazaret”.
“No existió un pedido de la comunidad para construir algo semejante. Lo que sí hubo fue un reclamo para que las autoridades del Estado se hagan presentes como actores políticos y presenten un plan para mejorar las condiciones de vida en Ludueña”, aclara Lepratti, ex concejal de Rosario.
El barrio es víctima tanto de la violencia generada por los tiroteos como también de la violencia provocada por el olvido de políticas públicas básicas las cuales se padecen desde hace tiempo
“El barrio es víctima tanto de la violencia generada por los tiroteos como también de la violencia provocada por el olvido de políticas públicas básicas las cuales se padecen desde hace tiempo”, enfatizaron las escuelas e instituciones de Ludueña en un comunicado que tuvo menos difusión que la insólita declaración del Ministerio de Educación de la provincia en apoyo a la construcción de un muro.
En Ludueña falta alumbrado público -“entramos y salimos de la escuela a oscuras”, dice Lepratti- y las calles quedan intransitables con las lluvias. Las instituciones locales denuncian el “vaciamiento de ofertas culturales” de parte del Estado provincial y municipal. Solo dos líneas de colectivo recorren el barrio, con demoras de hasta sesenta minutos.
El narcomenudeo encuentra posibilidades en ese contexto. “La banda de Gerez sigue activa -dice Socca sobre el grupo narco que recluta a niños y adolescentes-. Tenemos nuevas denuncias. Las detenciones que hicimos en el mes de mayo sirvieron para que no hicieran nada durante un par de semanas. Pero en estos días reaparecieron en Ludueña las extorsiones contra comerciantes, y sin duda queda gente por detener e imputar”.
Las balaceras tienen un doble objetivo: intimidar a una persona extorsionada y atemorizar a sus vecinos para que también estén dispuestos a pagar
El edificio donde funcionan las escuelas fue tiroteado en horario de ingreso de estudiantes, aunque las balas tenían como destino a una banda. También el club Padre Montaldo y La Hormigonera, un espacio donde funcionan talleres y actividades para niños y jóvenes, sufrieron atentados. “Pero la violencia no está naturalizada, como suele comentarse. Nadie quiere vivir de esta manera”, destaca Celeste Lepratti, hermana de Claudio “Pocho” Lepratti, el militante social asesinado por la policía en diciembre de 2001.
Según el fiscal Socca las balaceras cotidianas en distintas zonas de Rosario “tienen un doble objetivo: intimidar a una persona extorsionada y atemorizar a sus vecinos para que también estén dispuestos a pagar”. El método se extiende a los tiroteos aplicados a la competencia por los puestos de venta de drogas: las bandas toman como blanco los domicilios o esquinas donde se reúnen los rivales, como sucedió en el ataque en el que fue asesinado el 1° de agosto Lucas Vega, de 13 años, en el noroeste de Rosario.
El encarcelamiento de los jefes de banda determina la incorporación de mujeres al mercado narco e incide en la iniciación precoz de menores. “A veces al desbaratar una banda queda allanado el camino para otra rival. Las mujeres, de todas maneras, continúan las actividades ilícitas. Hasta hace unos años, la prisión cortaba el circuito; ahora es común detener a alguien y que al día siguiente ordene una extorsión o encargue un crimen”, afirma Socca.
Los asesinatos de niños y jóvenes de Rosario y su zona de influencia aparecen como una estrategia consciente en algunos jefes de bandas. Fue el caso de Brandon Bay, actualmente preso en la cárcel federal de Marcos Paz, según varios registros de sus conversaciones telefónicas. “Hay que reventarle la cabeza a una mina y a un bebé”, ordenó a un sicario como parte del intento de instalarse en la ciudad de San Lorenzo “matando gente inocente” para sembrar el terror y cerró otro audio dirigido a un competidor con una multiplicación de amenazas: “te vamos a matar con el bebé encima, te mato el pibe, te mato a vos, a todos los que vayan caminando con vos, fijate”.
La última investigación contra la banda de Bay concluyó con imputaciones por venta de drogas y balaceras contra su madre y dos de sus hermanas. El 7 de abril fue detenido uno de sus sobrinos, de 13 años. El ex ministro Marcelo Sain definió a Brandon como “un animal que ordena matar a lo mexicano”, en referencia a otra conversación telefónica en la que ordenó “cortar en pedazos” a un rival.
Ariel Larroude, director del Observatorio de Política Criminal, señala no obstante “particularidades que no son propias de la periferia rosarina” en la violencia narco alrededor de adolescentes y niños: “La participación de menores en el delito, principalmente en la venta de drogas, es una característica de todos los tejidos sociales rotos donde las esperanzas de subsistencia bajo las reglas de vida que ofrece la Argentina resultan cuesta arriba o, directamente, negadas para muchos”.
Hay muchos pibitos que quieren formar parte de estas bandas delictivas. Prácticamente es la única esperanza que tienen de reconocimiento y de ocupación
El fiscal Socca coincide en el diagnóstico: “Hay muchos pibitos que quieren formar parte de estas bandas delictivas. Prácticamente es la única esperanza que tienen de reconocimiento y de ocupación”.
En ese sentido, “la violencia juvenil se ha convertido en una cuestión netamente identitaria, vinculada a la construcción de masculinidades y de pertenencia social donde intervienen varios factores, no solo el económico”, afirma Larroude. Además del dinero, “aparecen cuestiones complejas o tan simples como la búsqueda de respeto a través del miedo, algo arquitectónico en la construcción de la personalidad del más jóvenes”, agrega el director del Observatorio de Política Criminal en diálogo con La Política Online.
La participación de menores en hechos de violencia y su acceso a las armas quedó expuesta con crudeza el 16 de abril, Ayelén Gonzalez, de 25 años, retó a un vecino, de 14 años, por hacer disparos al aire en el barrio Bella Vista. Con la madre presa por narcotráfico y el padre también detenido como jefe de una asociación ilícita, el menor asesinó a González de cuatro disparos efectuados con una pistola 9 milímetros. “Antes el respeto en el barrio te lo ganabas jugando bien a la pelota, hoy los pibes se ganan ese respeto con un arma en la mano”, observa Larroude.
Antes el respeto en el barrio te lo ganabas jugando bien a la pelota, hoy los pibes se ganan ese respeto con un arma en la mano
Mientras el intendente Pablo Javkin pide que la provincia le delegue el nombramiento de los jefes de policía, la situación en Rosario descubre que los problemas de seguridad no se resuelven solo con la intervención policial. Efectivos de Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria recorren la ciudad y sin embargo los crímenes y las balaceras persisten y se multiplican.
“Después del asesinato de Huguito Guantay hubo un despliegue fenomenal de fuerzas de Gendarmería -cuenta Celeste Lepratti-. El barrio quedó sitiado y nos causó indignación la violencia con que trataron a quienes asistían al velatorio. Se demoraba y registraba a muchos jóvenes y a otros no, el criterio era la portación de cara. Al día siguiente ya no estaban: esa presencia fue una puesta en escena”.
Desde 2013, año en que se inició el ciclo de guerra entre bandas, 192 niños y menores fueron víctimas de homicidios en Rosario. “Asistimos al desencadenamiento de sucesos que hubieran podido ser prevenidos -denuncian las escuelas de Ludueña-. ¿Cuándo nos tocará? ¿Cómo protegemos a los chicos y chicas dentro de la escuela? ¿Y a los que no pueden salir de sus casas por amenazas o por miedo?” No hay respuestas para esas preguntas en la ciudad que quiso “escuchar la voz de la infancia para que ella impregne las políticas públicas”, según el proyecto que aun sostiene el municipio, y que no puede impedir el asesinato de sus niños.
LA POLITICA ON LINE.-

Nacionales

Cómo reconocer a la araña que mató a un hombre de 52 años y qué hacer si pica

Tiene un veneno 10 veces más potente que una cobra y se llama “rinconera” porque suele esconderse en lugares de difícil acceso. Gustavo Occelli murió tres días después de ser picado.

El arácnido conocido como “araña del rincón” volvió a ser centro de alarmas tras una picadura que mató a Gustavo Occelli, un hombre de 52 años, en la localidad de Benavídez, partido de Tigre.
Según contaron sus familiares, el hombre comenzó a sentir “fiebre alta, decaimiento, nauseas, escalofríos y una lesión necrótica en su mano”.

A pesar de haber acudido a varios hospitales y de estar medicado, Occelli falleció a los tres días producto de la picadura.

En primera instancia, acudió al Hospital de Diagnóstico Inmediato de Benavídez, donde le recetaron un analgésico para la fiebre y otro medicamento. Como no mejoraba, fue al Hospital de Pacheco, donde no lo quisieron atender y le dijeron que esperara a que el medicamento hiciera efecto.
Ante la insistencia, le dieron “ibuprofeno y una inyección intramuscular de penicilina”.
No obstante Occelli empeoró: al día siguiente vomitó sangre y se desmayó en los consultorios Santa Catalina de Benavidez.
De allí lo trasladaron al hospital de Garín, donde detectaron una hemorragia interna, y al de Escobar, donde falleció por un paro cadiorrespiratorio.

“El doctor que estaba de guardia nos dice que su muerte fue a causa de una picadura de araña venenosa que había causado la necrosis en su mano y la posterior falla multiorgánica que derivó en su muerte”, señalaron los familiares.
Qué se sabe de esta araña
La “araña del rincón” pertenece a la especie Loxosceles y es conocida por su capacidad de esconderse en zócalos, grietas y rincones de difícil acceso y poca higiene.
Son de color marrón claro, no miden más de 3 centímetros, se mueven velozmente y tienen la cola ligeramente alargada y peluda. Suelen aparecer en épocas de temperaturas elevadas y en lugares con poca luz.
También es conocida como “araña violinista”, por la forma que toma la herida de su mordedura en la piel.
Qué hacer ante una picadura
En un principio la picadura provoca un intenso dolor, muchas veces descripto como un pinchazo, y luego sensación de quemazón. En algunos casos aparecen signos como fiebre, escalofríos, náuseas, sudoración, dolor de cabeza, abdomen y agitación.
“A veces uno no reacciona ante una picadura y desiste de ir a atenderse a un hospital. Lo que hay que saber es que, en estos casos, el tiempo juega un rol importante porque el veneno actúa de manera más potente cuando son menores de edad por su tamaño y su peso. Hay pocos especialistas en el país que saben detectar que se trata de la picadura de esta araña”, precisó Christian Dokmetjian, Director del Instituto Nacional de Producción de Biológicos del Instituto Malbrán, a Infobae.
El veneno de este insecto tiene enzimas proteolíticas que destruyen todo lo que tenga proteínas, pudiendo ser 15 veces más tóxico que una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico.
“El antídoto hay que aplicarlo enseguida, de forma endovenosa, antes de que afecte a los órganos. Si se deja pasar el tiempo y el veneno llega los mismos, lo que resta es esperar que el organismo lo elimine por la orina”, señaló el médico, quien además advirtió que en algunos casos la picadura puede provocar una hemorragia fatal. Las picaduras más cerca de la cabeza son donde actúa más rápido el veneno porque afectan la irrigación sanguínea”, indicó.
Los expertos aconsejan poner hielo en la zona de la picadura y acudir rápidamente al médico. Además, se recomienda fotografiar o llevar el ejemplar para su identificación y pronto diagnóstico.
Ante todo, está prohibido administrarle al paciente medicamentos por boca o friccionar con alguna sustancia el lugar de la picadura.
CADENA 3.-

Continue Reading

Nacionales

El Gobierno autorizó dos aumentos para la telefonía, internet y televisión: a cuánto llegarán a fin de año

El ENACOM estableció una suba de 19,8% y otra de 9,8% a aplicarse a partir del 1° de octubre y del 1° de diciembre, respectivamente
El Gobierno Nacional autorizó dos aumentos para las tarifas de internet, telefonía fija y móvil, y televisión por cable y satelital que las empresas prestadoras de estos servicios podrán aplicar en octubre y diciembre.
A través de la Resolución 1754/2022, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) estableció dos subas: la primera de ellas que empezará a regir a partir del 1° de octubre será de 19,8% y la segunda a partir del 1° de diciembre que será de hasta 9,8%.
En el caso de las Licenciatarias de Servicios de Comunicaciones Móviles (SCM) el incremento en el valor de los precios minoristas fue autorizado para cualquiera de sus planes en la modalidad pospaga y/o mixta, tomando como referencia los precios vigentes autorizados por el ente encargado de regular los precios de estos servicios.
Además se fijaron los valores máximos para los precios de la telefonía móvil. En la modalidad prepaga pura la recarga de 50 MB de datos móviles por día será de $36 con impuestos incluidos; el segundo de voz $0,55; y SMS $7,20. Estos valores podrán aplicarse a partir del mes próximo. En tanto, a partir de diciembre la recarga de 50 MB de datos móviles diarios pasará a tener un tope de $39,50; el segundo de voz $0,60; y SMS $7,90. En todos los casos se trata de precios con impuestos incluidos.
Los aumentos autorizados este viernes se suman a los que aprobó el ENACOM durante la presidencia de Alberto Fernández para la telefonía, internet y televisión. Los dos más recientes se otorgaron en el mes de abril, del 9,5% en cada servicio, y que se aplicaron en mayo y julio. Todo el proceso, en el marco de una escalada inflacionaria que atraviesa la economía argentina y no le da tregua a los usuarios y consumidores en el país.

En efecto, a partir de octubre las Licenciatarias de Servicios de Valor Agregado de Acceso a Internet (SVA-I), de Servicios de Telefonía Fija (STF), de Servicios de Radiodifusión por Suscripción mediante vínculo físico o radioeléctrico (SRSVFR) y las Licenciatarias de Servicios de Comunicación Audiovisual de Radiodifusión por Suscripción mediante vínculo satelital (DTH), también podrán incrementar el valor de todos sus precios minoristas en un porcentaje de hasta 19,8%; y a partir del 1° de diciembre las prestadoras aludidas podrán aplicar un nuevo incremento en un porcentaje de hasta un 9,8% sobre todos sus precios minoristas.
El ente a cargo de Claudio Ambrosini advirtió que “cualquier incremento sobre los precios minoristas que hubiese sido aplicado por las Licenciatarias de Servicios de TIC o DTH (TV Satelital) y que supere los valores expresamente autorizados por las Resoluciones citadas en los Artículos anteriores o en la presente, deberá ser reintegrado a sus usuarios y usuarias en la próxima factura a emitir, con actualización e intereses sujetos a la misma tasa de interés que aplican a sus clientes por mora en el pago de facturas”.
“En aquellos casos en los que algún usuario o usuaria no abonare su factura con incrementos superiores a los autorizados, las prestadoras deberán abstenerse de computar los plazos legales vigentes para proceder a la suspensión del servicio ni aplicar, con causa en dichas facturas, las demás disposiciones vigentes en el reglamento de clientes de servicios de TIC; plazo que deberá computarse a partir del vencimiento de las refacturaciones correspondientes”, se agregó.
El ENACOM advirtió también que “el apartamiento de lo dispuesto” en este último párrafo “se entiende violatorio de los derechos de los clientes y las clientas e incumplimiento de las obligaciones de los prestadores y dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en el Régimen de Sanciones aplicables para los servicios de TIC”.
En los considerando de la resolución publicada esta madrugada, el Gobierno manifestó que tras los aumentos de mayo y julio de este año, “corresponde autorizar nuevos incrementos con aplicación a partir de octubre y diciembre de 2022, evaluados en el contexto económico y dificultades que se atraviesan para todos los actores involucrados, prestadoras y público usuario”.
“Los requerimientos de nuevos aumentos se fundamentan a partir de los mayores costos y el impacto de las oscilaciones de las principales variables económicas en la operatoria de las Licenciatarias durante los meses transcurridos desde el inicio de la reglamentación de precios minoristas”, explicó el ente que no obstante aclaró que “admitir un precio irrazonable implicaría la afectación de una gran parte de la sociedad”.
INFOBAE.-

Continue Reading

Nacionales

Alimentos y productos de cuidado personal, los que más aumentaron en lo que va del mes

Hamburguesas, tapa de pascualina y champús pueden tener variaciones de hasta 30 por ciento, dependiendo del lugar donde se compren.
Siempre se marca la arbitrariedad que impera en los precios para consumidores finales y que un producto puede tener significativas diferencias en su valor entre comercios separados por unos metros o unas cuadras.
La Secretaría de Comercio Interior de la Nación emitió informes tanto para marcar lo que más aumentó en la primera quincena de septiembre como también actualizó las plataformas para reflejar los datos en las provincias.
En lo que es el registro que se realizó para los comercios de Resistencia, puede evidenciarse diferencias de consideración tanto entre supermercados como estos últimos con los locales 24 horas de estaciones de servicios o las farmacias.
Así como hay mucho productos que no modificaron su valor en el primer segmento del noveno mes del año hay otros con variaciones de entre un 20 y 30 por ciento según el lugar en el que se adquiera.
Entre ellos se encuentra una hamburguesa primera marca por 4 unidades, que pasó de 660 pesos a 763 la caja, la yerba también de una empresa representativa del mercado en su versión de medio kilo puede pagarse entre 343 y 555 pesos, la tapa de pascualina de 181 pesos a 253, un champú también de una línea reconocida va de 745 a 980 pesos mientras que el aumento más representativo se da en lámparas Led de uso hogareño que oscilan entre 299 y 689 pesos.
RELEVAMIENTO
Poco después de difundir la inflación de agosto, hace una semana, el Gobierno hizo un relevamiento y detectó que en la primera quincena de septiembre hubo aumentos de entre un 20% y un 85% en el precio de alimentos, bebidas y artículos de higiene personal.
En este orden, la Secretaría de Comercio denunció las subas, y además, registró en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA) un listado con los 30 productos que más incrementaron.
El SEPA es un registro que todos los días recibe información de los precios de las cadenas de supermercados, que abarcan más de 57.000 productos de consumo masivo en todo el país.
Con base en el relevamiento realizado y volcado en este sistema, durante la primera quincena de septiembre, los productos que más subieron fueron bronceadores, con alzas de hasta el 85%, bebidas alcohólicas entre un 47 y un 62 por ciento, mermeladas un 45 por ciento, salsas un 42 por ciento y azúcar un 41%.
DiarioNorte.-

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2022 - chacosintesis.com.ar - Todos los derechos reservados