Connect with us

Chaco

La Provincia releva corralones para verificar stocks

El área de Defensa de la Competencia notifica a la cadena de comercialización de materiales para la construcción en el Gran Resistencia sobre la vigencia de una nueva resolución nacional en el marco de la Ley de Abastecimiento.

La subsecretaria de Defensa de la Competencia de la provincia, Ludmila Voloj dio detalles de la intervención, como autoridad de aplicación, con el fin de relevar y notificar a la cadena de comercialización de insumos y materiales para la construcción sobre la vigencia de una resolución nacional vinculada al abastecimiento de estos productos.

En el Gran Resistencia, los relevamientos en corralones comenzaron hace más de un mes, en el marco de la vigencia de Precios Cuidados para la construcción; y ahora los inspectores vuelven a intervenir con notificaciones relativas a una nueva resolución de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación.

En ese contexto, la funcionaria chaqueña recordó la vigencia y alcance de la Ley de Abastecimiento –ya aplicada para alimentos a través de Precios Máximos-, frente a lo cual mencionó sanciones ante la verificación de su incumplimiento, con multas económicas y hasta cierres de comercios.

“Es el mismo esquema que sucedió con alimentos. Nosotros hacíamos las intervenciones (en mayoristas y otros comercios) y relevamientos. Cuanto más alejado se está de los centros de producción y consumo, el marco normativo permite al proveedor local dar una respuesta formal ante una situación. Si ocurre que no están bajando los productos para la distribución, nosotros informamos a la Secretaría de Comercio de la Nación, que es el organismo encargado en el ámbito de la producción de estos insumos”, explicó en diálogo con NORTE.

“El presidente Alberto Fernández, como lo hizo con los precios de los alimentos cuando hubo intentos de especulación, fue muy claro al igual que el gobernador Capitanich aquí, con respecto a que las herramientas legales están. Nosotros fuimos muy estrictos durante la pandemia para evitar las especulaciones y de la misma forma vamos a actuar ahora”, ratificó, al dar cuenta de las acciones en marcha para intervenir ante faltantes de materiales para la construcción.

Asimismo, resaltó que “lo importante es tener en cuenta el contexto y la posición de los proveedores en la cadena de comercialización” y, en ese sentido, informar a la autoridad de aplicación la situación en la cadena.

En cuanto a los aumentos de precios, Voloj dijo que están vinculados a la propia situación del sector que registra falta de oferta y un gran incremento de la demanda, por la reactivación de la construcción en buena parte del país. “La resolución no hace referencia a la fijación de precios máximos, pero intima a la producción completa a normalizarse, porque de esa forma incidirá en la normalización de los precios”, marcó, y adelantó que, ante un agravamiento del escenario actual, podrían establecerse precios máximos para la construcción.

 

Nosotros fuimos muy estrictos durante la pandemia para evitar las especulaciones y de la misma forma vamos a actuar ahora.

 

Lo que dice la resolución nacional

 

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación intimó esta semana a las empresas que forman parte de la cadena de producción, distribución y comercialización de materiales e insumos para la construcción a incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar su transporte y distribución, con el fin de satisfacer la demanda creciente del sector y evitar situaciones de desabastecimiento.

La resolución 605/2020 rige hasta el 31 de diciembre de 2020 y alcanza a los principales insumos: piedra, arena y arcilla; productos de madera, químicos, de plásticos para la construcción (tubos, caños, planchas, hojas, artefactos sanitarios, aberturas, etc.); pinturas y barnices; vidrios y productos de vidrio; artículos de cerámica no estructurales (incluyendo sanitarios); cemento, cal, yeso; artículos de hormigón; metálicos estructurales; artículos de griferías; aparatos para cocinar y estufas; aparatos de iluminación; y cables y tableros eléctricos.

Acerca del desabastecimiento de insumos y materiales, la subsecretaria Ludmila Voloj explicó a NORTE: “Si bien la normativa sale en noviembre, venimos advirtiendo esta situación desde cuando se fijaron los Precios Cuidados para materiales de la construcción (en septiembre)”. Así recordó que, desde entonces, el área que conduce realizó intervenciones en el Gran Resistencia “notificando la situación, porque tuvimos denuncias”.

“Concretamente por entonces el abastecimiento de hierro se normalizó, pero ahora volvió esta situación de faltantes”, indicó y resaltó: “La lectura es similar para todas las autoridades de aplicación, no es algo específico de la provincia, sino que se da en todas las jurisdicciones”.

A partir de ese escenario, se concretaron relevamientos en corralones de la provincia, donde se comprobaron los faltantes. “El cuerpo de inspectores ingresaba a los locales y depósitos, y había faltantes y no una situación de ocultar los insumos. Hace diez días presentamos todas esas actuaciones ante la Secretaría de Comercio de Nación”, detalló la funcionaria.  

 

Situación concreta

“Entendemos que la resolución de la Nación viene a tomar la intervención que hicimos las provincias”, indicó, y reveló que se trata de un esquema similar al aplicado con los Precios Máximos para alimentos en el contexto de pandemia, ante la posibilidad de existir algún tipo de especulación en la provisión.  

“En el caso de insumos y materiales para la construcción hay una situación concreta y objetiva, que no es frente a un escenario futuro sino ante un escenario que está sucediendo”, trazó Voloj. Por eso “la resolución determina la aplicación de la Ley de Abastecimiento, la misma que se aplicó en procedimientos de precios de alimentos”, ya que la norma puede utilizarse para intervenir en cualquier cadena de comercialización, en cualquiera de sus etapas. “En la provincia, tenemos más la última etapa, que es la comercialización”, aclaró.

 

Ronda de notificaciones

Desde el martes, el cuerpo de inspectores de la Subsecretaría de Defensa de la Competencia inició la ronda de notificaciones sobre la vigencia de la resolución nacional a los corralones y demás empresas comercializadoras de insumos y materiales en el Gran Resistencia. “Esto va hacia atrás en la cadena: si el proveedor que abastece a determinado corralón, no se encuentra en la provincia, el proveedor local debe informar formalmente la situación a la autoridad de aplicación”, precisó Voloj.

“Estos relevamientos, de acuerdo a la posición del proveedor en la cadena de comercialización ofrecen, ante una situación donde se verifique especulación o que alguien escondió insumos o algo más relativo a la Ley de Abastecimiento, el marco normativo para aplicar las sanciones correspondientes, que van desde multas hasta cierres de negocios”, expuso.

“Entendemos que la normativa que dicta la Secretaría de Comercio apunta a que la producción se reinicie en casos de que sean problemas de la cadena en cuanto a continuar la producción”, indicó. Así, explicó que la resolución intima a todos los actores de la cadena a “arrancar o recomenzar su producción en un plazo concreto”.

Analizando la situación en la provincia, explicó que aquí se radican la mayoría de proveedores ubicados en la última parte de la cadena, es decir, en la comercialización de los productos. “No son proveedores que produzcan los materiales. La resolución permite que formalmente ese proveedor deba declarar lo que está sucediendo, porque si está intimado y no tiene producto, la autoridad lo intima a que lo tenga. Todo esto hace posible continuar hacia atrás en esa cadena”, puntualizó, y marcó que así se generan intercambios entre jurisdicciones, dada la ubicación en otras provincias del resto de actores de la cadena, o eventualmente si se advierte una situación originada en la producción, se notifica a la Secretaría de Comercio de la Nación.  

“En cuanto a los materiales, la resolución fijó sobre cuáles productos se pretende intervenir en la cadena: hierro es el más importante, porque fue el más denunciado incluso por los propios corralones”, subrayó, dejando claro que la enumeración taxativa de la norma implica que son esos productos sobre los que se intima a los fabricantes a producir al máximo.

 

La ley de abastecimiento,  una norma de los años ’60

 

Frente a incumplimientos verificados, la Ley de Abastecimiento “prevé multas considerables”, resaltó Ludmila Voloj. Recordó que se trata de una norma de los años ’60, reformada en su articulado en los tiempos en que Jorge Capitanich fue jefe de Gabinete de la Nación. Fue allí cuando “se impulsaron los paquetes de leyes al consumidor y se incorporaron modificaciones a la ley”.

“En el contexto de pandemia con emergencia, el presidente Alberto Fernández efectuó una ampliación de las facultades de los sujetos que podían hacer la fiscalización. En el caso de alimentos, a los municipios”, mencionó.

Explicó que en los años en que comenzó su vigencia, las facultades comerciales y tributarias se concentraban en un mismo organismo, las que luego se fueron descentralizando con el correr de los años en otras áreas e incluso en las provincias.

“Tiene una impronta que va a aplicar un marco sancionatorio en casos que están estrictamente establecidos, vinculados a especulación o con incrementar valores en la cadena de comercialización o si existe una posible situación de que la producción no esté en su máxima capacidad”, expuso.

DIARIO NORTE.-
Advertisement Este es el ejemplo de un texto alternativo
Este es el ejemplo de un texto alternativo
Advertisement

Facebook

Copyright © 2019 Chaco Síntesis - Todos los derechos reservados.